viernes, 7 de marzo de 2008

Debo escribir los versos más tristes esta noche.

Tristes por el asesinato vil que nos ha desgarrado el alma, a todos.
Tristes por la familia destrozada.
Tristes por una sociedad que cada vez menos perdona, pero aún.
Tristes por la vergüenza de que utilicen mi nombre quienes no son mis hermanos ni saben escucharme.
Tristes por los huérfanos de hoy.
Tristes por la sangre inocente.
Tristes por el olvido que llegará pronto, a todos.
Tristes por los imbéciles que seguirán los pasos de la sinrazón y sinsentido, sin cerebro.
Tristes por tener que gritar: “¡Qué hijos de puta sois!”.
Tristes por las lágrimas de hoy por una vida.
Tristes por los que seguirán buscando réditos a costa de la sangre ajena derramada.
Tristes por las oportunidades perdidas.
Tristes por los que hoy otorgan callando y que sólo alzan el puño cuando caminan en manada.
Tristes por la ignorancia que nos inunda, a todos.
Tristes por los políticos que no lo son y por los periodistas que ni lo parecen.
Tristes por los que no quieren ver ni saber nada, todos.
Tristes por la violencia que en su expresión máxima, nunca compensa.
Tristes por una viuda, más.
Tristes por esta tierra mía en la que habitan los mayores ciegos de ignorancia.
Tristes por las veces que me digo “no entiendo nada”.

Sin Isaías, el de hoy ha sido un día triste sí, pero para no olvidar.

12 comentarios:

Blanca dijo...

Sabes que me llega el dolor por una doble vía, no, triple, como socialista, como familiar de socialistas vascos y sobre todo, como persona... porque no entiendo nada yo tampoco txan. No entiendo como hay personas que no le dan valor a la vida ajena y la acaban, la bajan con frialdad en nombre de la nada...

No entiendo como aún podéis convivir con esa ralea sin morir de asco y que pisoteen el nombre del País Vasco y tener que seguir escuchando a los infames políticos del PP haciendo campaña sobre un cadáver...

Me apetece meter la cabeza bajo la almohada mojada de tanto llorar para no ver, ni oir, ni pensar...

Ispilatze dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ispilatze dijo...

Tristes porque sí lo entiendes, txan, y lo asumes como inaceptable. Y porque jamás, ¡jamás! serías capaz de luchar contra ello más que con armas limpias que nadie parece querer blandir: voluntad, inteligencia, solidaridad.

Blanca... ¿no entiendes cómo podemos vivir...? Pues algunos ELEGIMOS vivir aquí, sí, en EUSKAL HERRIA, por voluntad propia y no por sangre ni beneficio. Elegimos formar parte de lo limpio de esta tierra, codearnos con lo muchísimo bueno que tiene y que da. "Esa ralea"... esa ralea no tiene nombre, ni sitio: aquí tampoco. Están agotados (¿una máxima, un principio? ¡No saben qué son!). Sólo la soberbia de la ignorancia les alienta a matar. Y la venganza; la venganza por su propia frustración. Una vida ajena no es nada... ¡porque las suyas no valen un pijo!!!! Son nadies y como nadies, dan pena... pero aún se agarran al "poder" de MATAR, así que dan muchísimo muchísimo más ASCO. Un ASCO ATROZ, HEDIONDO Y REPUGNANTE también en su tierra.

...y no quiero hablar de lo inmoral de utilizarlo... porque emigro. Después de estas elecciones, por menos del "canto de una moneda", emigro. ¡Al Nepal!

Blanca dijo...

izpilatze, tengo un familiar cercano militando en el PSE en una de las tres provincias vascas... cómo no me voy a sentir igual o peor que vosotros...

txantxangorri dijo...

Ispilatze y si emigras... para quién escribiré!!

Blanca, aquí se vive de puta madre. Si un asesinato vil y traicionero cambiara la forma de vida de todo un pueblo ¿cómo se viviría en el resto del mundo? Igual.

Cualquier sociedad sabe convivir con la muerte. A modo de ejemplo: sólo en Madrid en un año hay más muertes violentas (asesinatos) que en Euskadi en diez (incluídos los viles asesinatos de eta).

Se vive, aquí y en todas partes porque el problema es que la muerte, siempre ajena, se asume. El dolor se diluye con el tiempo...

...y vuelta a empezar...

No te digo ya si la muerte es negocio.

Un abrazo y besos.

Ispilatze dijo...

(txan, perdona si convertir esto en una conversación es abusar...)
Blanca, sólo quería decir que NO SIENDO de esta tierra me siento igual de vinculada a su dolor que cualquiera que no sea un DESALMADO. También milito (desde antes de vivir en Gipuzkoa)... aunque escoro un poco más. Pero NO tengo miedo. Siento, como esta tierra (Y TANTOS EN OTRAS) asco y dolor. Un asco y un dolor indescriptibles. No quería herirte, blanca... sólo daba mi opinión: hay emociones universales que no pueden limitarse a una vinculación "local" o "ideológica"... y hay, sobre todo, SERES HUMANOS que RESPETAMOS LA VIDA y, como tal, aborrecemos el derecho que no lo es de fulminarla.
Algunos, sencillamente aborrecemos la sinrazón.

Seguirás escribiendo, txan. ¡No te hago con los labios (o los "to be continued") sellados! (y perdona de nuevo el abuso del espacio. Es que estoy que muerdo... y mañana peor, porque aún seré consciente de que el jodido tiempo todo lo entierra).

Duende dijo...

esto es lo que hay, no somos capaces de acabarlo ,no son capaces de entender que deben parar....

Adnama dijo...

Yo tambien puedo escribir los versos má tristes esta noche, escribir que es triste el motivo, escribir que es triste el más de lo mismo, que es triste eso que dices que la muerte se asume y el dolor se diluye, es triste que se olvide cuando no deberiamos hacerlo nunca, es triste que hoy, sin mi tiempo todavía mio, vine aquí sabiendo que encontraría algo así. Sabes que también lo siento doble o triplemente, y eso es muy triste también. Un besazo, a ti y a todos, sigamos estamos tristes, porque no podemos estar de otra manera. Ciao.

animalpolítico dijo...

Hermosa expresión, casi oración, de tristeza.

¡Qué pena!

Gonover dijo...

Tristeza desde todos los sitios, sin entender de geografía ni de política.

Blanca, recibe con cariño mi crítica por meter al PP en esto. No es momento.

Desesperada dijo...

comparto toda la desolación de tus versos. toda.

Ricardo Colomer dijo...

Yo nací en esa tierra y lloro por ver como algunos quieren que se desangre.

Un abrazo en el dolor