jueves, 10 de julio de 2008

Haciendo historia aprendí...

Lean por favor la siguiente noticia extraída de El Mundo (para evitar suspicacias) de fecha 9 de marzo de 1998 (Gobierno de José María Aznar):

“Un 68% de los votantes de Treviño, a favor de un referéndum para decidir si se unen a Alava

La participación alcanzó el 76,6% de los 919 censados en el Condado

M. VEGA
VITORIA.- Los treviñeses dieron ayer un importante impulso al proceso de desanexión de Burgos al pedir mayoritariamente que se celebre un referéndum sobre esta cuestión. La consulta popular, a pesar de no estar autorizada por el Gobierno, registró una importante participación, Un 76,6% del censo. De los votos válidos emitidos, el 68,14% apostó por la convocatoria de un plebiscito en el que puedan expresar si quieren seguir dependiendo de Burgos o incorporarse a Alava.

El alcalde, el popular Ernesto Argote, dijo sentirse satisfecho con la participación y con el resultado, que hizo suyo. Argote se comprometió una vez más a convocar el pleno en el que se aprobará una moción para reclamar la segregación y que se ponga en marcha la maquinaria legal que la puede hacer posible.

Medio centenar de personas siguieron el escrutinio en la mesa electoral de Treviño. Cuando el presidente leyó los resultados definitivos se desató la euforia, comenzaron los gritos de «Tre, tre tre, Trebiño Araba da» (Treviño es Alava) y los signos de la victoria se elevaron en las manos de los concentrados. Abrazos e incluso lágrimas. «Ya era hora, aquí se ha demostrado que teníamos razón y que la mayoría de los treviñeses queremos que se convoque el referéndum e integrarnos en Alava de una vez», señalaba uno de los portavoces del colectivo Uda, favorable a la desanexión.

Ernesto Argote, más templado, se limitaba a decir que hacía suyos los resultados y que el Ayuntamiento del Condado iniciará el proceso de desanexión.

El otro Ayuntamiento del enclave, Lapuebla de Arganzón, ya aprobó en 1995 y volvió a ratificar el año pasado, la solicitud de integración en Alava.”
...
Fin de la noticia... ¿a qué les recuerda? Me pregunto: ¿quién recurrió entonces al Tribunal Constitucional? ¿Quién amenazó con suspender el Gobierno Municipal?

Lo cierto es que la consulta, ¡convocada por un alcalde del Partido Popular!, tuvo un éxito tal que por un lado desde la Diputación de Burgos y desde la Junta de Castilla León hicieron como que no había pasado nada (¡como permitir la desanexión de un territorio hacia una provincia vasca!) que es como se resuelven los asuntos molestos en política, mientras que tanto el PSE como el PSCL reclaman desde entonces, al calor de los resultados, que se autorice la celebración de un referéndum… vinculante.

Qué cosas, y casos, más curiosos tiene la historia… política. Es más, si tenemos en cuenta que no es la única consulta de este tipo que se ha celebrado en España (si quieren saber de más pidan, o usen el google), no puedo sino concluir que Ibarretxe ha copiado… ¡a un alcalde del Partido Popular!

Pero que no cunda el pánico: en cuanto es el Parlamento Vasco el que propone, todo da un vuelco, se reinterpreta la ley, o se maquilla. Estén tranquilos señoras y señores demócratas porque esto es un referéndum ilegal que no se va a celebrar. ¡Así se construye una patria fuerte y unida!

Es grave que desde el Gobierno de España se afirme con rotundidad (electoral y electoralista) y sacando pecho, sin presunción de inocencia siquiera para la Ley, que la consulta "no se va a celebrar"; les falta añadir "por sus santos cojones", con Zapatero y la Vicepresidenta (¿socialistas?) a la cabeza en cuanto a declaraciones nefastas y con cierto tufillo antidemocrático, a mi parecer.

Más grave y preocupante del estado de salud de la democracia española es que la prensa se haya sumado a la condena previa, sin miramientos: por encima de todo también es su España, la de ellos.

Me reafirmo: Zapatero está haciendo bueno a Aznar, aquel Presidente que recibió a Arzallus en Moncloa, “cedió” un par de transferencias, excarceló a la mesa nacional de HB, acercó presos y habló de movimiento vasco de liberación, al menos durante unos meses. No pensé jamás que un político como el actual presidente tratara "el problema vasco" en clave electoralista.

Es por ello que insisto, hoy de nuevo, condenándose como se van a condenar supuestas intenciones: "persigue la secesión de un territorio de España", dicen, ¡y aunque así fuera!, no siento ninguna simpatía de pertenencia a un país, estado o nación en el que la democracia es un plato caro que se sirve, según las circunstancias, medio lleno o vacío.

Y según a quienes si quiera se sirve.

Desde Saigon, seguiremos informando.

4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Francamente, yo al igual que tú, no veo problemas al no ser un referéndum vinculante. Lo que hay es miedo a saber qué es lo que quiere el pueblo vasco. Este referéndum se debería haber efectuado ya, hace años.
No es un referéndum vinculante, es simplemente informativo.

Salud y República

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Sigo diciendo lo mismo que te dije antes, me da igual quien convoque referendos. El competente es quien es, y punto.

Eso que cuentas corrobora que la política enmierda todo lo que toca.

Selma dijo...

Sólo me referiré a los medios de comunicación, no llego a más ;-):
Últimamente la prensa, no la de siempre y que todos sabemos, sino otra " más Progre o que lo pretende" y su tele adosada con número 1 2 3 y...sí, esa! se han subido al carro del españolismo más rancío, con escuchar determinadas retransmisiones esportivas... uffffff!

Un beso Txan!

Tesa dijo...

Yo, que soy madrileña y no tengo sentimiento nacionalista ni entiendo de política más que lo justito... que miro vuestros problemas de lejos excepto cuando la "mafia" se quita alguien de enmedio, creo que debería llevarse a cabo el dichoso referendum. Incluso, si sale mayoría, que el País Vasco quiere la total independencia, que se les otorgue, incluso con la ventaja de cuatro años de prueba, porque igual después de ese plazo, sin Gobierno Central y con esos gansters etarras sin dejar de meter la uña, la idea no resultaba tan edulcorante como ahora.